Nuevo interes en la Genealogia

La genealogía es algo relegado y con poca atención en nuestros tiempos pero antiguamente, en el periodo Feudal y durante toda la Edad Media, estos  temas eran de gran importancia, no solo para las clases nobles sino también para las clases populares o en servidumbre. Para la clase noble era importante tener  un registro del Linaje y sus ramificaciones ya que las reglas para heredar las  propiedades y fortunas, incluso territorios enteros como países o principados  eran muy estrictas y respetadas.

 Al romper ligeramente cualquiera de estas  reglas hereditarias se corría el riesgo de inconformidades y levantamientos, o subversión de los mismos miembros de la familia al intentar reclamar lo que por  derecho les correspondía, esto implicaba entrar en conflictos donde era la clase  popular o en servidumbre la que tenía que responder al llamado de sus señores y entrar en combate para defender  el honor y la voluntad de su señor de esta  manera también la clase en servidumbre tenia gran interés de que se cumplieran  las reglas de sucesión de poderes para mantener un relativo estado de Paz.

Es a mediados y finales de la Edad Media cuando la genealogía también empieza  a interesar a la clase popular que inicia llevando un registro de sus linajes aunque sea  solo de manera incipiente y solo dentro de una cuantas generaciones, estos registros se ven interrumpidos entre otras cosas por la migración entre regiones y los conflictos en toda Europa que impiden un correcto registro de datos civiles.

En la actualidad, con los niveles de migración y los avances tecnológicos y en comunicaciones la genealogía ha empezado a revalorizarse y se presenta un interés renovado por ciudadanos de toda Europa y América principalmente para conocer más de sus antepasados, y las raíces de su linaje, al percibir un sentimiento de nostalgia por la tierra de que provenían sus ancestros y de la que tuvieron que salir por diversos motivos principalmente los conflictos militare y falta de oportunidades económicas.

 Gracias a herramientas como internet y el manejo más eficaz de grandes Bases de Datos de archivos civiles es posible desenterrar historias del pasado para conocer a nuestros ancestros y un poco de su vida. 

A pesar de todos estos avances en tecnología que nos permiten conocer más de nuestros antepasados es mediante la comunicación directa con los miembros más viejos de nuestra familia que podemos empezar a desentrañar la forma de nuestro árbol familia, escuchando sus anécdotas e historias.

 El análisis de documentos familiares, fotografías y  apoyándose de centros religiosos como iglesias y también en dependencias de gobierno que pueden guardar datos importantes como actas de nacimiento, defunción matrimonio y otras.

 Una herramienta más y fundamentada en las nuevas tecnologías son los diversos sitios web que ofrecen investigación y estudios genealógicos, por precios que oscilan de manera amplia dependiendo de la extensión de la investigación a realizar y la cantidad de generaciones del Linaje que se pretende conocer

 Estos espacios de internet tienen la ventaja de contar con grandes Bases de  Datos Gubernamentales, de instituciones Religiosas, o en la posibilidad de acceder a estos datos de manera mas rápida y eficaz de lo que una persona en

particular podría esperar por la falta de experiencia en el área. Esto convierte a estas instituciones basadas en internet en una gran Herramienta para formar nuestro árbol familiar.

Prediccion del apellido por el ADN

Científicos del departamento de Genética de la Universidad de Leicester (Reino Unido) están desarrollando técnicas que permitan a la policía averiguar, en un futuro, el apellido de una persona a partir de su ADN. Los resultados de la investigación tienen repercusión en el campo forense, genealógico, epidemiológico y de la historia de los apellidos.

El estudio, basado en la tesis doctoral de Turi King, investigadora de la Universidad de Leicester, reveló que los hombres con el mismo apellido británico tienen muchas probabilidades de estar relacionados genéticamente. Se analizaron más de 2500 varones con más de 500 apellidos diferentes para comprobar una posible relación entre el apellido y el tipo de cromosoma Y.

“En Gran Bretaña, los apellidos se heredan de padre a hijo. Una fracción de nuestro ADN, el cromosoma Y, es la parte de nuestro material genético que confiere la virilidad y pasa, como los apellidos, de padre a hijo. Podría existir una relación entre el apellido de los hombres y su cromosoma Y, que podría conectar a todos los hombres que comparten apellido en un gran árbol genealógico familiar”, explicó King.

La investigación de la doctora King reveló que entre dos hombres que comparten el mismo apellido existe un 24% de probabilidades de que compartan un antepasado común a través de ese nombre, pero esto se incrementa hasta cerca del 50% si el apellido es raro.

“Sin embargo, esta conexión podría no ser tan clara. Los apellidos hereditarios en Gran Bretaña tienen cientos de años de antigüedad y cada nombre puede haber tenido distintos orígenes. Sucesos como las adopciones, los cambios de nombre o los casos de no paternidad podrían confundir cualquier simple conexión genética”.

En la actualidad, es posible distinguir los cromosomas Y entre ellos con el empleo de técnicas genéticas. “Nos preguntamos si sería posible hallar que un apellido concreto estuviera asociado con un tipo de cromosoma Y particular”, comenta la investigadora.

La autora subrayó que existían una serie de factores que podrían romper la conexión entre los apellidos y el tipo de cromosoma Y. Por ejemplo, podría haber más de una persona, conocida como ‘fundadora del apellido’, que adoptara un apellido en el momento de la formación de éste, hará unos 700 años.

“El apellido Smith es un buen ejemplo de ello ya que deriva de la profesión del herrero, por lo que muchos hombres podrían haber adoptado el apellido Smith. Ello supone que, en lugar de haber un solo tipo de cromosoma Y asociado a un apellido, habría muchos tipos distintos de cromosomas Y asociados a un solo apellido”, recalcó King.

Por otro lado, en los casos de los nombres más raros, habría sólo un origen del nombre y posiblemente todos los hombres que lleven ese apellido en la actualidad habrían descendido de este hombre y podrían estar conectados en un gran árbol familiar.

“El hecho de que exista una conexión tan estrecha entre el apellido y el tipo de cromosoma Y amplía las posibilidades en el ámbito de la ciencia forense, ya que apunta a que teniendo ingentes bases de datos de nombres y perfiles de cromosomas Y, la predicción del apellido a partir del ADN podría ser factible”, concluyó la investigadora.

Asimismo, King estudió en profundidad 40 apellidos. Para ello, reclutó a muchos varones diferentes (todos ellos con el mismo apellido), asegurándose de que excluía a parientes conocidos. Los apellidos como Attenborough y Swindlehurst revelaron que más del 70% de los varones compartían el mismo o casi el mismo tipo de cromosoma Y. Sin embargo, apellidos como Revis, Wadsworth y Jefferson indican más de un grupo de hombres que comparten antepasados, pero no guardan relación con otros grupos.

Fuente: AG

This site is protected by WP-CopyRightPro